Dividendos: Conoce todo sobre ellos

Los dividendos son la verdadera razón de ser de la inversión en bolsa. Y aunque en algún que otro artículo ya he hecho referencia a ellos, a día de hoy no te he explicado ni qué son ni cómo funcionan. 

Éste no es un blog que va sobre acciones de empresas con grandes dividendos, así que no he entrado en profundidad en todos los aspectos del dividendo. Te hablo a grandes rasgos de ellos para que te quede claro el concepto. Si quieres profundizar más sobre este tipo de inversión te recomiendo este blog o este otro.

GestionPasiva.com lo he puesto en marcha con el objetivo de que aprendas a invertir tus ahorros en bolsa desde cero, de una forma pasiva y haciendo uso de fondos índices y ETFs.

En próximos artículos te hablaré más sobre dividendos, pero relacionándolos con los fondos de inversión y también con los índices bursátiles. De momento es necesario que sepas qué son los dividendos.

¡No olvides seguir el blog!

¿Qué son los dividendos y quién los recibe?

Los dividendos son la parte del beneficio obtenido por una empresa que al final del ejercicio reparte entre sus accionistas. Es una renta que reciben por ser propietarios de la empresa y puede cambiar de un año a otro en función de los beneficios que consiga. De ahí el término renta variable. La empresa los puede distribuir entregando dinero en efectivo o acciones (algo menos frecuente). También se puede dar el caso que los accionistas no reciban nada porque la empresa tenga pérdidas o porque la dirección decida reinvertir los beneficios en el negocio.

Cualquier persona por el simple hecho de tener una acción tiene derecho a cobrar los dividendos. Inversores particulares, inversores profesionales o inversores institucionales, a efectos de recibir los dividendos son todos iguales. El importe que reciban dependerá de las acciones que tengan. 

¿Por qué las empresas reparten dividendos?

Las empresas pagan dividendos para transferir parte del beneficio a sus accionistas, que al fin y al cabo son sus dueños. De esta manera se les mantiene felices y contentos. Las empresas que pagan dividendos son aquellas que han pasado la fase de crecimiento y se encuentran en la fase de madurez. Cuando ya no se benefician de la reinversión de los beneficios para mejorar el negocio deciden pagar a sus accionistas. La acciones de este tipo son muy atractivas para inversores que buscan ingresos regulares. En EEUU a estas empresas se les conoce como los Arístócratas del Dividendo. Coca Cola y Johnson & Johnson son un ejemplo de ello.

¿Qué tipos de dividendos hay?

Los accionistas de una empresa pueden recibir dos tipos de dividendos. 

Por una parte está el dividendo ordinario. Este tipo de dividendo es el que la empresa distribuye con cargo al beneficio obtenido a lo largo de un año derivado de su actividad.

Si la compañía decide pagar a sus accionistas anticipándose al beneficio final del ejercicio presente lo que estará pagando es un dividendo a cuenta. Una vez sepa de forma definitiva el beneficio obtenido al acabar el año, la empresa puede pagar a los accionistas un dividendo complementando al ya pagado a cuenta, en este caso se trataría de un dividendo complementario.

La suma del dividendo (o dividendos) a cuenta y el dividendo complementario es el total del dividendo ordinario que recibe el accionista.

Y por otra parte está el dividendo extraordinario. Este tipo de dividendo es el que la empresa distribuye entre sus accionistas como consecuencia de algún tipo de beneficio que ha obtenido ajeno a su actividad principal (venta de algún terreno o de parte de la empresa por ejemplo).

¿Cuándo pagan los dividendos las empresas?

Las fechas de pago de los dividendos, como la decisión de pagar o no, vendrán determinadas por la política de dividendos que tenga la empresa, por lo que variarán de una compañía a otra. Hay empresas que deciden distribuir el dividendo en un solo pago de forma anual, otras lo hacen en cada cuatrimestre e incluso hay algunas que lo hacen de forma trimestral.

Durante el proceso de pago de dividendos aquellos que inviertan directamente en acciones, deben prestar atención a las siguientes fechas:

Fecha de declaración: En esta fecha la junta directiva de la empresa comunica la fecha y cantidad del dividendo que recibirán los accionistas.

Fecha de registro: En esta fecha la empresa determina según sus registros, quiénes sus accionistas.

Fecha de ex-dividendo: En esta fecha la empresa reparte a los accionistas registrados el derecho a cobrar los dividendos. El accionista, una vez haya pasado esta fecha, puede vender las acciones y aún así recibir los dividendos en la fecha de pago.

Fecha de pago: En esta fecha la empresa realiza el pago.

¿Qué relación hay entre el dividendo y el precio de un acción?

Cuando una empresa reparte beneficios, parte del efectivo que tiene en ese momento pasa a ser de los accionistas, así que una vez realiza el pago, la empresa tiene menos dinero y su valor se reduce.

Esta situación se traslada de forma inmediata al precio de la acción descontándose el importe del dividendo, reflejando así la pérdida de valor de la empresa por el pago de dividendos.

¿Cómo se calcula la rentabilidad por dividendo?

La rentabilidad por dividendo de una acción pone en relación el importe del dividendo con el precio de la acción y se mide en porcentaje.

La rentabilidad anual del dividendo de una compañía se calcula sumando los dividendos pagados durante ese año dividiendo entre el precio de la acción. El precio de la acción puede ser el que tenga en el momento de recibir el dividiendo si es un pago único, o la media anual de los precios de la acción si la empresa ha hecho varios pagos.

¡Atención!

Que un empresa tenga una alta rentabilidad por dividendo no significa que sea mejor empresa.

El ratio Pay-Out relaciona el dividendo de la empresa con su beneficio 

Ratio Pay-Out: Este ratio indica el porcentaje de beneficios que una compañía reparte entre sus accionistas. Se calcula dividiendo el dividendo repartido entre el beneficio obtenido.

¿Cómo tributan los dividendos?

Los accionistas que reciben los dividendos tienen que pagar impuestos. El importe de los dividendos recibidos se integrará en las rentas del ahorro como rendimiento del capital mobiliario y para la Renta 2016 tributará de la siguiente manera: 

- Entre 0 y 6.000 € de dividendos recibidos la tributación será del 19 %.

- Entre 6.000,01 y 50.000  la tributación será del 21 %.

- Más de 50.000  la tributación será del 23 %.

¿Y los dividendos extranjeros?

En el caso de los dividendos recibidos por parte de acciones extranjeras el asunto se complica un poco más. Para estos dividendos existe la doble imposición. Tanto la Hacienda española como la del país donde cotizan las acciones, aplicarán su retención correspondiente. Aunque en un primer momento hay que pagar impuestos en ambos países, se puede recuperar parte de la retención cuando se hace la declaración de la renta.

Si quieres más información sobre la tributación de los dividendos extranjeros te recomiendo que consultes aquí donde se habla de este aspecto con todo tipo de detalle.

Ejemplo pago de dividendos

Ver ejemplo

Espero que con el ejemplo te haya quedado más claro. Los dividendos no son más que la parte del beneficio que las empresas reparten entre sus accionistas, aunque si tienes alguna duda o sugerencia sobre ellos no dudes en dejar un comentario más abajo.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes sociales.

"¿Sabes lo único que me da placer? Recibir dividendos" - John D. Rockefeller

Click to Tweet

Estos artículos también te pueden interesar:

Sobre mí:

Sergio Yuste Teruel

Sergio Yuste gestionpasiva.com

Asesor Financiero, asociado nº 13228 de EFPA (European Financial Planning Association).

Apasionado de los Mercados Financieros y del Marketing Digital.

¿Quieres saber más sobre mí? Haz click aquí.

También me puedes encontrar en Twitter y Linkendin.

¡Suscríbete y sigue el blog!

  • Vamos a ver. Si la empresa me paga un dividendo y se descuenta ese importe bruto del precio de la acción pero cuando el dividendo llega a mi cuenta viene minorado en un % (entre 19 y 23 según indicas en tu artículo)se cobra su valor “neto”, cada vez que se pagan dividendos el valor total de mi inversión se ve reducido en una cierta cantidad. ¿Dónde está la ventaja de cobrar dividendos? Y no me digan que psicológicamente es mejor, que si las empresas que pagan dividendo blablabla, lo cierto y real es que mi inversión se ve minorada con cada pago de dividendo y quien se alegra es Hacienda. No puedo entender como tanta gente defiende la inversión en dividendos cuando te hace ganar menos que si no se pagaran.

    • Hola Fran,

      Depende mucho del objetivo que tenga el inversor. En mi opinión la inversión por dividendos es adecuada para quien quiera vivir de las rentas. Pero para quien quiera hacer crecer su inversión, es mejor acumular los dividendos y no pagar impuestos por recibirlos, que como bien dices, se ve minoradada cada vez que se pagan.

      Un saludo,

      • Dices que quien quiera hacer crecer su inversión debe acumular dividendos y no pagar impuestos por recibirlos, pero según tengo entendido eso no es posible porque incluso si el broker ofrece la reinversión automática del dividendo el hecho de cobrarlo implica una retención para hacienda y por tanto una minoración de tu cuenta que no tendrías de no haberlo cobrado, ¿o estoy equivocado y existe alguna forma de cobrar el dividendo y no pagar impuestos (y no hablo del lavado de cupón)?

  • Hola Sergio, enhorabuena por tu blog. Tengo una duda respecto a la cotización ex-dividendo: si cuando éste se cobra, su valor se descuenta de la capitalización bursátil, ¿dónde está el beneficio? Gracias y un saludo.

    • Hola Rubén,

      El beneficio está en el bolsillo del inversor 🙂

      El inversor recibe el importe por dividendos en la cuenta corriente, por eso se descuenta del precio de la acción, porque es dinero que ya no está la empresa y disminuye su valor.

      Un saludo,

      • Hola de nuevo, Sergio, y a todos los que nos lean.
        Eso lo entiendo, es más, comparto la filosofía de la inversión en valor y en dividendo; pero más de una vez me he preguntado (y hay debate entre los inversores acerca de esto), en si realmente es lo mejor puesto que a fin de cuentas, la cantidad que se cobra en cuenta corriente, se deja de tener en la de valores (sería como una pequeña venta sin comisión del broker). Por eso quería tu opinión al respecto. Gracias por tu respuesta.

        • Hola Rubén,

          Perdona. No te habia entendido.

          Dependo mucho del uso que le vaya a dar la empresa al efectivo.

          Si el dinero que tiene caja lo utiliza para hacer crecer la empresa es mejor que continúe en la empresa porque aumentará el valor de la acción en el futuro, pero si no va a hacer nada con él, es mejor repartirlo entre los inversores y que sean en éstos los que lo pongan a trabajar en otros activos.

          Un saludo,

  • Hola Angel,

    De momento no me lo he planteado. El blog considero que esta en una fase muy inicial. En un futuro haré un pdf, ebook, guía o algo por estilo. O quizás todo 😉 Pero todavía me falta mucho por escribir 🙂

    Saludos,

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies
    >