¿Qué es el riesgo de invertir?

Como inversor o futuro inversor que eres, lo que buscas invirtiendo es ganar dinero. La forma de medir tus beneficios es a través de la rentabilidad, la cual relaciona lo que has ganado con lo que has invertido. Esta rentabilidad no siempre la conoces de antemano, en especial en la bolsa. A no ser que te creas uno de los adivinos de los que te hablé en este artículo, no podrás predecir el resultado que tendrá tu inversión.

Además de rentabilizar una inversión, el otro aspecto importante a la hora de invertir es controlar el nivel de riesgo que quieres a asumir.

Pero, ¿qué entiendes por riesgo en una inversión?

Aquí en función de cómo tú seas o según el tipo de inversión que hagas, me puedes dar una definición u otra:

​"que me vaya mal invirtiendo"

​"volatilidad"

​"una oportunidad de ganar dinero"

​"perder todo mi dinero"

​"no invertir"

​"la probabilidad de perder mi dinero"

​"la posibilidad de no ganar tanto dinero como me había planteado"

"no saber si voy a ganar o perder dinero"

​"no saber lo que estoy haciendo"

La palabra "riesgo" es un concepto abstracto y raro dentro del mundo de la inversión, quizás no lo tengas claro y no puedas decirme de una forma exacta lo que significa para ti.

Con este artículo te quiero ayudar explicándote lo que yo entiendo por riesgo.

¡No olvides seguir el blog!

¿Con cuál de estas dos inversiones te quedas?

Antes de decirte lo que es para mí el riesgo, quiero plantearte una cuestión. ​Es la siguiente:

Imagina que tienes que elegir entre dos inversiones​. ​Se trata de la Inversión A y la Inversión B, donde en ambas se empieza invirtiendo 10.000 € y después de 15 años, las dos obtienen el mismo resultado, 24.000 €.

Durante los 15 años, la Inversión A se incrementa de forma continua, sin tener descensos, y la Inversión B va variando arriba y abajo, llegando a tener pérdidas importantes en los primeros años.

riesgo invertir en bolsa

Entonces, ¿qué inversión elegirías? ¿La A o la B?

Aunque las dos inversiones tienen el mismo resultado final, si eres como la mayoría de la gente normal,  elegirías la Inversión A por ser una inversión sin altibajos ni sobresaltos durante el trayecto.

La elección no ha sido muy difícil. Yo podría haber elegido por ti, porque estoy seguro que habríamos optado por la misma. 

Pero, ¿qué harías si te dijese que el resultado final de la inversión B es ahora mayor?

Observa el gráfico. Ahora la situación cambia un poco.

La Inversión A sigue siendo la misma inversión, sin altibajos en su evolución, pero ahora la inestable Inversión B, tiene una recompensa mayor al final de los 15 años, 6.000 € más.

riesgo invertir en bolsa

Aquí la elección se complica un poco, tanto que ahora yo no podría elegir por ti. 

Puede ser que tú optes por la Inversión B porque eres amante de las emociones fuertes y prefieras ganar más a pesar de ver como tu inversión se desploma un 50 % en el quinto año.

O en cambio, decides continuar con la Inversión A, porque solo de pensar que tu inversión va a sufrir las pérdidas temporales de la Inversión B, te empieza a doler el estómago y prefieres evitar ganar más dinero en estas circunstancias. 

Ahora la elección ya depende de cada uno.

En la vida real no te lo van a poner tan fácil

​Siento decirte que este ejemplo está muy alejado de la realidad. Nunca vas a poder elegir de esta manera entre varias inversiones. Nadie sabe de antemano cómo va evolucionar una inversión ni que resultado final va obtener.

Si quieres elegir entre "inversiones seguras" (por llamarlo de alguna manera, porque en la vida no hay nada seguro) donde sepas con antelación la evolución y el resultado final, tienes que irte a depósitos o productos de ahorro, pero a cambio de esa seguridad, no recibirás mucho. Hoy en día, la mayoría de esos productos te pagan entre nada y el 1%. O sea, nada.

Si quieres obtener mayor rentabilidad de tus ahorros tendrás que asumir esa incertidumbre con otro tipos de inversiones con más riesgo, como por ejemplo en la inversión en bolsa.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe gratis en tu email los últimos artículos y novedades del blog.

Mi definición de riesgo

Casi que te la he dicho ya, pero te la vuelvo a repetir. Lo que yo entiendo por riesgo es la definición más aceptada de forma general. Es con la que estoy más de acuerdo en relación a mi forma de invertir. El riesgo de una inversión es el nivel de incertidumbre sobre su resultado final. 

Cuando una inversión es etiquetada como "de riesgo ", lo que realmente significa es que hay incertidumbre sobre la rentabilidad final que se obtendrá. Y cuanto de mayor riesgo sea, mayor incertidumbre hay. O al contrario.

A modo de ejemplo, la inversión en acciones se consideran "de riesgo" porque nunca puedes saber lo que obtendrás de ella. Algunos años pueden ser de grandes subidas y otros años de grandes bajadas. Por tanto, siempre hay una gran cantidad de dudas sobre su resultado.

Pero como te he comentado en la intro del artículo, la palabra riesgo es un poco abstracta, peculiar. Hay muchas definiciones de ella. No hay unanimidad al respecto.

Lo que significa el riesgo para los que no invierten y para la mayoría de inversores particulares

Por experiencia propia, te puedo decir que perder dinero invirtiendo es algo doloroso, e incluso puede llegar a ser traumático para muchos.

La mayoría de gente que invierte, y la gente que no lo hace por desconocimiento, asocia la palabra riesgo con perder dinero.

Pero aquí hay que diferenciar entre la pérdida de dinero real y la pérdida momentánea.

Una pérdida de dinero se convierte en real cuando has tenido que vender un activo que estaba en perdidas porque no ha conseguido recuperar el nivel de precio que tenía cuando lo compraste. Los inversores particulares son más propensos a vender en este tipo de situaciones que los profesionales porque están más influenciados por sus sentimientos como miedo el o la desconfianza.

Si vendes preso de tus emociones es porque el análisis que debiste hacer durante el proceso de compra no fue del todo correcto.

Por otra parte, está la perdida momentánea. Si haces lo adecuado a la hora de invertir, tienes que tener claro que tus inversiones fluctuarán, irán hacia abajo y también irán hacia arriba. Que tu inversión entre en pérdidas no te tiene que afectar, no debes vender nunca como consecuencia de éstas oscilaciones.

Si las bajadas en bolsa te crean malestar general, hay solución para ello. Lo que puedes hacer para dejar de sufrir con los altibajos de tus inversiones, es optar por una distribución de activos de tu cartera más acorde a tu perfil de inversor y asumir menos incertidumbre en tu inversión, pero te tengo que decir que esto afectará a la rentabilidad obtenida de manera inversa.

​En definitiva, esta percepción de la palabra riesgo, la que va asociada con la pérdida de dinero, no es la ideal desde mi punto de vista.

El riesgo para este colectivo viene, más bien, de no saber lo que se está haciendo, que es lo que les lleva a perder dinero.

Lo que significa el riesgo para los académicos

Los académicos, con Harry Markowitz a la cabeza, definen el riesgo de un activo o una cartera como la volatilidad de la rentabilidad durante un periodo de tiempo determinado. Para analizar la volatilidad de estos periodos se utilizan datos históricos, pudiendo ser de un día (o menos), semanas, meses o años.

Cuando se dice que una inversión tiene una alta volatilidad, significa que durante el periodo de tiempo analizado las rentabilidades han sido muy dispares, en cambio, si se dice que la inversión ha tenido baja volatilidad, quiere decir que ha obtenido rentabilidades más estables y más parecidas entre sí durante ese tiempo.

¿Qué es la volatilidad?

La volatilidad es lo que varía la rentabilidad (que no precio) de un activo respecto a su media en un periodo de tiempo determinado.

Para que lo comprendas mejor, utilizo como ejemplo el segundo de los que te he puesto antes .

riesgo invertir en bolsa

Estos son los números de ambas inversiones:

datos-ejemplo-volatilidad-invertir-en-bolsa

La Inversión A no ha sido nada volátil, sus rentabilidades anuales no han tenido ninguna desviación respecto a la media de las rentabilidad de los 15 años, que es un 6,01 %.

En cambio, la Inversión B ha sido mucho más volátil. Algunas de las rentabilidades anuales han sido muy diferentes de la media de rentabilidad anual del periodo, que ha sido de 9,55 %. Por ejemplo, la rentabilidad anual en el quinto año fue de un -16,67 % y la del siguiente año un +60 %, ambas muy alejadas de la media de rentabilidad del periodo. Esto es volatilidad.

Si quieres saber cómo se calcula la volatilidad te lo explico aquí.

Lo que significa el riesgo para los inversores profesionales

Encontrar oportunidades de inversión es el reto al que se enfrentan a diario la mayoría de inversores profesionales y no tan profesionales. Para muchos de ellos, el riesgo o la volatilidad no es algo negativo, más bien lo consideran como sinónimo de oportunidad.

Los vaivenes que se producen en los precios de los activos, dan lugar a un gran repertorio de resultados posibles para una inversión. En estas fluctuaciones es donde los inversores tienen la posibilidad de ganar dinero, comprando activos a precios bajos y vendiéndolos más adelante a precios más altos. Pero no es todo tan bonito.

Cuanto más pronunciadas sean estas fluctuaciones, más posibilidades tendrán de ganar dinero, pero al mismo tiempo, también aumentan las posibilidades de perderlo si se produce el movimiento contrario al deseado en el precio de los activos.

En realidad, a largo plazo, muy pocos inversores logran hacer dinero de manera consistente especulando con las variaciones de los precios. Aquí entran en juego los sentimientos, como la avaricia, el miedo, el pánico y la esperanza, jugándoles malas pasadas, especialmente en las bajadas. No suelen ser muy buenos compañeros de viaje durante una inversión.

También hay inversores de muy largo plazo, como yo, que también vemos la volatilidad como una oportunidad. Yo intento aprovecharme de las bajadas de las bolsas haciendo aportaciones de ahorro a mejores precios a mi cartera de inversión, y sin ninguna intención de especular. No me importa que los activos que compro bajen de precio en el corto o medio plazo. 

Pero la mayoría de especuladores o inversores, que tienen una visión más a corto plazo de la inversión, ya sean profesionales o no, y que también ven el riesgo o la volatilidad como una oportunidad, acaban siendo engullidos por el mercado, quedando los resultados de sus inversiones muy por debajo del rendimiento de los índices bursátiles.

No es tan fácil obtener buenos resultados invirtiendo de esta manera.

Concluyendo sobre el riesgo de invertir

Con este artículo te debe quedar claro que el riesgo siempre está, o debe estar presente, en la mente del inversor, y que su definición de riesgo dependerá, en gran medida, del tipo de inversión que haga, de su formación y del horizonte temporal de su inversión, en definitiva, del perfil de inversor.

Yo también tengo la mía, aunque parto de la base que invirtiendo, como dice Warren Buffett, el mayor peligro que existe, radica en no saber lo que uno está haciendo.

El riesgo de una inversión es el nivel de incertidumbre sobre su resultado final, y en él reside la posibilidad de ganar dinero, pero también de perderlo, por eso todo el mundo no lo tolera de la misma manera.

Pero también asocio el riesgo con la volatilidad. 

Una inversión volátil, es una inversión con incertidumbre sobre su resultado final, por tanto de riesgo, siendo las inversiones que presentan un mayor riesgo las que puede ofrecer una recompensa mayor para el inversor.

Lo dicho, de ello te hablaré en otro artículo.

Si tienes alguna duda o sugerencia no dudes en dejar un comentario más abajo.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes sociales.

"El riesgo viene de no saber lo que estás haciendo" - Warren Buffett

Click to Tweet

Sobre mí:

Sergio Yuste Teruel

Sergio Yuste gestionpasiva.com

Asesor Financiero, asociado nº 13228 de EFPA (European Financial Planning Association).

Apasionado de los Mercados Financieros y del Marketing Digital.

¿Quieres saber más sobre mí? Haz click aquí.

También me puedes encontrar en Twitter y Linkendin.

¡Suscríbete y sigue el blog!

  • Hola, muy interesante y bueno el artículo, tengo una pregunta sobre inversiones en empresas que estan surgiendo y es que si uno invierte un capital, uno tiene que seguir pagando el mismo capital que invirtio por primera vez a lo largo de los años o se paga una sola vez a la posible empresa)? Eso no me queda muy claro.

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies
    >