Qué es la inflación, cómo empeora tu vida (sin que te des cuenta) y cómo evitarlo

¿Eres de los que el transcurrir del tiempo les causa preocupación? Que si una arruguita por aquí, que si una canita por allá, creo que antes tenía más pelo... En fin. Al ser humano, por lo general, no lo hace mucha gracia acumular años. Con el paso del tiempo la edad se convierte en un tema cada vez más incómodo.

Pero la mala noticia no queda ahí. El paso del tiempo no solo afecta al físico... También al bolsillo.

¿No notas que tu dinero vale cada vez menos? ¿Por qué con la misma cantidad de dinero de hace 10 años ahora puedes comprar bastante menos? Si alguna vez te has hecho estas preguntas estás de suerte.

Te voy sobre a hablar sobre de la inflación (la culpable de que cada vez puedas comprar menos con el mismo dinero), de cómo se mide, por qué se produce, etc. Y sobre todo te voy a ofrecer el método para ganarle la partida y en el futuro puedas comprarte lo que quieras. Y sí, puedes ir pensando a lo grande.

Así que por favor, lee el artículo con detenimiento y no cometas el error que comete la mayoría, que es desconocer cuánto perjudica la inflación en sus vidas.

¡No olvides seguir el blog!

¿Qué es la inflación?

La inflación es el aumento continuado de los precios de los productos y servicios que compramos de manera habitual. Por eso, la inflación es la culpable de que cada vez podamos comprar menos con el mismo dinero.

Es muy fácil de entender, pero por si acaso, un ejemplo.

Si hace un año tu compra habitual en el supermercado te costaba 50 € y un año después la misma compra te cuesta 55 €, hay un aumento en el precio de 5 €. Este aumento de 5 € es lo que viene a ser la inflación. 

La inflación también es conocida de una manera más coloquial como "el coste de la vida".

¿Qué es la deflación?

La deflación es el caso opuesto de la inflación. Ocurre cuando hay una caída en el nivel general de precios de una economía. Suele venir acompañada de una recesión económica.

¿Cómo se mide la inflación?

La inflación se calcula con la tasa de variación de los precios de un conjunto de bienes y servicios adquiridos por una familia media de un mes a otro, o de un año a otro.

La inflación se mide en España con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y de ello se encarga el INE. El Instituto Nacional de Estadística (INE) compara los precios de artículos y servicios de forma mensual (tasa de variación mensual) o de forma anual (tasa de variación anual). Estos resultados son publicados de manera oficial y son accesibles para todo el mundo

Para conocer el dato de IPC en España, el INE lista 479 artículos que las familias compran de manera habitual en una muestra de 177 municipios observando unos 220.000 precios mensuales. Los artículos los clasifican en 12 grupos: alimentación y bebidas no alcohólicas, transporte, vivienda, horecas (hoteles, restaurantes y café), ocio y cultura, vestido y calzado, menaje, medicinas, comunicaciones, bebidas alcohólicas y tabaco, y educación. Y los precios se recogen mediante visitas a establecimientos, correo electrónico, teléfono o internet. 

Consejo

Haciendo click aquí también puedes comprobar la tasa actual de inflación de la Eurozona a mes vencido.

Aquí va un ejemplo del cálculo de IPC.

Si al final de un año el IPC se sitúa en 105.000 puntos y el del año pasado fue de 100.000 puntos, la variación anual del IPC sería del 5,00 %.

El cálculo sería este:

Qué es la inflación - GestionPasiva

Si la variación de la tasa es positiva hay inflación. Si es negativa, deflación.

Por lo que se refiere a EEUU, el Índice de Precio del Consumidor es el Consumer Price Index, también conocido por sus siglas CPI (es IPC pero al revés) y se calcula de forma parecida. La entidad The U.S. Bureau of Labor Statistics (Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU) obtiene el índice a través de una encuesta de 23,000 empresas registrando los precios de 80,000 artículos de consumo mes a mes.

Por qué se produce la inflación

Las causas que generan la inflación son varias, pero para no convertir este artículo en algo aburrido me voy a centrar en las dos más sencillas.

La causa más habitual de la inflación es la inflación por demanda.

La inflación por demanda se produce cuando la demanda de un bien o servicio supera a la oferta. Los compradores desean tanto el bien o servicio que están dispuestos a pagar precios más altos (y los vendedores encantados de subir precios).

La otra causa habitual de la inflación es la inflación de costes.

La inflación de costes se produce cuando los costes de producir o vender cierto bien o servicio aumentan, provocando aumentos en los precios finales de venta para el consumidor. Este tipo de inflación se da bastante cuando aumentan el precio de las materias primas, como por ejemplo ocurre cuando sube el precio del barril de petróleo.

Otro tipos de inflación

  • Inflación moderada: Subida lenta en el nivel general de precios y dentro de lo previsible.
  • Inflación galopante: La subida de precios es de dos o tres dígitos en un mismo año, por ejemplo subidas de un 30 %, 60% o 150 %. 
  • Hiperinflación: Aumento mensuales de dos dígitos, lo que equivaldría a subidas anuales de tantos por mil.

Efectos de la inflación sobre la economía y quién se encarga de controlarla (o lo intenta)

El efecto más importante (y a la vez perverso) que tiene la inflación sobre una economía es que va convirtiendo a sus ciudadanos cada vez un poco más pobres, y lo peor de todo, sin que se den cuenta. Por eso también se llama a la inflación el impuesto invisible.

Un aumento continuado en el tiempo de los precios de una economía hace que las familias pueden comprar cada vez menos con el mismo dinero, sobre todo si la inflación no viene acompañada de subidas en los salarios, o los aumentos de los salarios se dan por debajo del nivel de la inflación. Vamos, lo habitual.

Aunque la inflación, a ojos de muchos, no es del todo mala. Las grandes instituciones económicas encargadas de controlar la inflación dicen que un poco de inflación es bueno para la economía. Los bancos centrales (el BCE en la Eurozona y la FED en EEUU) consideran aceptable una tasa alrededor del 2% porque ayuda a que la economía crezca de manera controlada evitando que caiga en recesiones. 

Los Bancos Centrales intentan tener la inflación bajo control actuando sobre la oferta de dinero en circulación de la economía o actuando sobre sus tipos de interés. De ello trata la política monetaria. Si prestas atención a las noticias económicas, cada cierto tiempo aparecen en portada los movimientos de los bancos centrales en materia de política monetaria. Y no es para menos. Sus movimientos nos afectan a todos.

Dentro de las políticas monetarias están las políticas monetarias expansivas que son las decisiones que toman los Bancos Centrales para generar inflación. Las políticas expansivas consisten en aumentar la cantidad de dinero en circulación o en disminuir los tipos de interés. 

En cuanto a aumentar la oferta de dinero, si ésta es mayor que la demanda de dinero, el precio del dinero cae (el dinero se devalúa) provocando la inflación (o hiperinflación como ocurre en algunos países). Y en cuanto a disminuir los tipos de interés, si estos son más bajos, los de los préstamos también. Las familias y empresas se endeudan para consumir más provocando aumentos en los precios.

Y por otro lado están las políticas monetarias restrictivas, que son los mecanismos empleados por los Bancos Centrales para evitar la inflación. Las políticas restrictivas consisten en reducir la cantidad de dinero en circulación o en aumentar los tipos de interés. 

En cuanto a reducir la oferta de dinero, si ésta disminuye más que la demanda de dinero, el precio del dinero aumenta (el dinero se aprecia) y se evita la inflación. Y en cuanto a los tipos de interés, si éstos aumentan, los de los préstamos también. Las familias y empresas piden menos préstamos y consumen menos, provocando caídas en los precios. Al mismo tiempo, los depósitos tienen tipos más altos que incitan al ahorro (menos consumo).

Pasado, presente y futuro de la inflación

El BCE tiene como objetivo de inflación para la Eurozona la tasa del 2 %. Aunque fijarla en ese % es complicado. En el siguiente gráfico que comprende su evolución mes a mes del año 2000 al 2019 puedes comprobarlo. 

¡Atención!

La tasa de inflación de la Eurozona es una ponderación de las tasas de inflación de los países en base a su participación en el gasto de consumo total de la zona del euro.

Histórico de la tasa de Inflación en la Eurozona periodo 2000-2019

Fuente: BCE

En los primeros ocho años la tasa estuvo muy cerca del objetivo del 2%, sin embargo, a partir del año 2008 o se fue muy por arriba (cuando se dio un crecimiento económico fuerte) o se fue muy por abajo (cuando el crecimiento fue nulo o la economía entró en recesión). Incluso pasó al lado negativo (deflación) en los años 2009, 2014 y 2015.

Quizás el gráfico con la evolución de la tasa de inflación no te diga nada, pero si ves cómo la inflación afecta a los precios, quizás la cosa cambie.

En el siguiente gráfico tienes la evolución del precio de un producto cualquiera que al inicio del año 2000 era de 100 €, y al final del año 2019, aplicando las tasas de inflación anuales del periodo 2000-2019, es de 140,42 €. Esta subida de precio corresponde a un aumento acumulado del 40 %.

Y si nos vamos a los datos de IPC de España, todavía es mayor. El aumento del precio sería de un 49 %.

¡Aquí también se aplica el efecto del interés compuesto!

Subida de precios por Inflación en Eurozona 2000-2019

La tasa de inflación media del periodo ha sido del 1,72 % (partiendo de datos anuales) algo menor de la tasa que el BCE tiene como objetivo, y algo superior a la tasa vigente en el momento de escribir este artículo (enero´20), la cual se sitúa en el 1,40 %

Pero parece que el BCE no está conforme con los últimos datos de inflación. Por eso, en la última época el BCE viene apostando por un paquete de medidas de políticas monetarias expansivas para estimular la economía (lo que en principio debe elevar la tasa de inflación y acercarla a su objetivo del 2%).

Cumpla o no el BCE con su objetivo, en la siguiente tabla puedes comprobar cómo afecta la inflación en los precios según diferentes tasas de inflación y diferentes periodos de años.

Descubre cómo impacta la inflación en los PRECIOS

Así sube el precio de un producto que hoy vale 100 €, según diferentes tasas de inflación y diferentes periodos de años.

Años

Tasa de inflación 1%

Tasa de inflación 2%

Tasa de inflación 5%

Tasa de inflación 10%

1

101,00 €

102,00 €

105,00 €

110,00 €

5

105,10 €

110,41 €

127,63 €

161,05 €

10

110,46 €

121,90 €

162,89 €

259,37 €

15

116,10 €

134,59 €

207,89 €

417,72 €

20

122,02 €

148,59 €

265,33 €

672,75 €

25

128,24 €

164,06 €

338,64 €

1083,47 €

30

134,78 €

181,14 €

432,19 €

1744,94 €

La inflación dañará (y mucho) el poder adquisitivo de tus ahorros

Cada año que pasa con una tasa de inflación positiva (es lo habitual) significa que con el mismo dinero puedes comprar cada vez menos. O lo que es lo mismo, tu dinero está perdiendo poder adquisitivo. Y cuanto mayor sea la tasa de inflación, más pierde.

Ahora mismo la tasa de inflación en la Eurozona se sitúa en el 1,40 %, pero vamos a imaginar que en los próximos 30 años la tasa se mantiene estable en el 2 % (recuerda que es el objetivo del BCE) y durante todo ese tiempo tenemos 10.000 € bajo el colchón.

¿Cuánto valor crees que perderían 10.000 € al cabo de 30 de años? 

En el siguiente gráfico tienes la respuesta.

Pérdida de valor en el dinero por inflación estimada

Con una inflación del 2% anual durante los próximos 30 años, en el año 2050 los 10.000 € seguirían siendo 10.000 € pero tendrían el valor de 5.520,71 € a día de hoy. Es decir, los 10.000 € se habrían dejado por el camino el 45 % de su valor (unos 4.479,29 €).

Para que lo entiendas mejor, hoy en día con 10,000 € puedes ir al concesionario de la Seat y volver a tu casa estrenando un flamante Seat Ibiza. Sin embargo, si dentro de 30 años te acercases al concesionario con ese mismo dinero a por el Seat Ibiza del futuro, los 10.000 € solo te darían para pagar algo más de la mitad del coche (el coche valdría entonces 18.114 €). Y eso siempre que la tasa de inflación no se desmadre, si no sería peor. 

En la siguiente tabla también puedes comprobar cuánto valor pierde el dinero con diferentes tasas de inflación y diferentes periodos de años. 

Descubre cómo impacta la inflación en tus AHORROS

Así pierde valor tu dinero según diferentes tasas de inflación y diferentes periodos de años.

Años

Tasa de inflación 1%

Tasa de inflación 2%

Tasa de inflación 5%

Tasa de inflación 10%

1

-1%

-2%

-5%

-9%

5

-5%

-9%

-22%

-38%

10

-9%

-18%

-39%

-61%

15

-14%

-26%

-52%

-76%

20

-18%

-33%

-62%

-85%

25

-22%

-39%

-70%

-91%

30

-26%

-45%

-77%

-94%

Para que los ahorros no se vean perjudicados de esta manera es necesario obtener rentabilidades superiores a la inflación. Por los menos por encima del 2 %. Es muy poco probable que en el futuro en Europa veamos tasas superiores al 5 %, pero sí se podrían dar tasas entre el 2 % y el 4 %. 

Ahora es momento de que sepas cómo obtener rentabilidades superiores a la inflación. Vas a verlo ya. Pero antes de nada, es importante que entiendas la diferencia que existe entre rentabilidad nominal y rentabilidad real.

Rentabilidad nominal vs Rentabilidad real

Saber la diferencia entre la rentabilidad nominal y la rentabilidad real es muy importante para que no te lleves engaños con los resultados de una inversión, sobre todo si por el camino se dan periodos de inflación. ¡No es oro todo lo que parece! 

Te lo explico con detalle.

Cuando se calcula la rentabilidad de una inversión y se deja de lado la inflación, es decir, no se tiene en cuenta la pérdida del poder adquisitivo ocasionada por la subida de precios, se está calculando la rentabilidad nominal. Por lo general, la rentabilidad nominal es la más utilizada. Aquí te enseño cómo calcular la rentabilidad de una inversión.

Por el contrario, cuando se calcula la rentabilidad de una inversión y se tiene presente la inflación, es decir, se tiene en cuenta la pérdida del poder adquisitivo por culpa de la inflación, entonces se está calculando la rentabilidad real. Con el dato de rentabilidad real se evita la distorsión que provoca la inflación, por eso es útil para comparar las rentabilidades de inversiones en diferentes períodos de tiempo con diferentes tasas de inflación o también para hacer estimaciones de inversión a futuro para anticiparse a la pérdida de poder adquisitivo. Digamos que es una rentabilidad más real (como su nombre indica).

Para calcular la rentabilidad real de una inversión sin complicarte, solo tienes que restar la tasa de inflación a la rentabilidad nominal (calculada previamente). Es necesario que los datos de inflación y de rentabilidad se refieran a un mismo periodo de tiempo.

Ejemplo cómo se calcula la rentabilidad real:

Imagina que estás analizando los resultados de una inversión en la que has obtenido una rentabilidad del 8 %. Al mismo tiempo la tasa de inflación del periodo analizado ha sido del 2 %. Para saber la rentabilidad después de descontar la inflación, solo tienes que restar a la rentabilidad nominal del 8%, la tasa de inflación del 2 %. En este caso la rentabilidad real sería del 6%.

Otra forma de obtener la rentabilidad real de una inversión un poco más exacta sería la siguiente:

Cómo se calcula la rentabilidad real de una inversión

Aunque calculando la rentabilidad real de esta manera, el resultado final no difiere mucho del anterior. Con los datos del ejemplo anterior sería del 5,88 %.

Resumiendo, y antes de pasar a ver cómo invertir para obtener rentabilidades superiores a la inflación, las rentabilidades reales son aquellas que se ajustan por inflación, mientras que las rentabilidades nominales son las que no se ajustan.

Invierte tus ahorros para protegerlos de la inflación

Partiendo de cómo se ha movido la tasa de inflación en el pasado no te queda otra que invertir y obtener rentabilidades superiores al 2 %. Cualquier rentabilidad obtenida por debajo del 2% será insuficiente.

Pero, ¿dónde invertir para batir a la inflación?

Pregunta del millón.

Pues bien, opciones para colocar el dinero hay muchas, pero muy pocas son las adecuadas para obtener rentabilidades por encima de la inflación.

Lo primero de todo, olvídate de los depósitos. Y cuanto antes mejor. A día de hoy, es imposible obtener rentabilidades superiores a la tasa de inflación con "el depósito de toda la vida". Hace unos cuantos años habían depósitos con rentabilidades anuales del 3% y 4% que eran suficientes para superar la inflación. Ahora en un entorno de tipos de intereses bajos, los bancos no dan ni las gracias. No vas a encontrar nada. Como mucho depósitos en los que los intereses los pagas tú. Lo nunca visto.

Olvídate también de la renta fija (si es que alguna vez te has interesado). Es el activo de todos más afectado cuando se dan periodos con inflación. Los bonos, el producto por excelencia de la inversión de renta fija, pagan cupones o intereses fijos hasta la fecha de su vencimiento, así que cuando hay inflación la rentabilidad real queda muy mermada. con la consecuente pérdida de valor del dinero invertido en el bono.

Para invertir en periodos de inflación y obtener rentabilidades superiores a la inflación, es mejor que sigas el consejo de Warren Buffett. El mejor inversor de la historia decía en una de sus famosas cartas al accionista de su empresa Berkshire Hathaway lo siguiente sobre cómo invertir en periodos de inflación: “Mi preferencia en tiempos de inflación es la inversión en activos productivos, ya sean empresas (enteras, o a trocitos a través de la compra de acciones), granjas o inmuebles". La recomendación la puedes ver haciendo clic aquí. Está en la página 19.

"Mi preferencia en tiempos de inflación es la inversión en activos productivos, ya sean empresas (enteras, o a trocitos a través de la compra de acciones), granjas o inmuebles" - Warren Buffett

Click to Tweet

La mejor opción para invertir en periodos de inflación: La renta variable

En periodos de inflación no hay mejor opción que invertir en renta variable. Es el activo que mejor ha ayudado a los ahorradores a mantener el poder adquisitivo de su dinero gracias a sus rentabilidades, muy superiores a la inflación. La inversión en renta variable es uno de los activos productivos que mencionaba Warren Buffett y consiste en comprar negocios que producen bienes y servicios, los cuales son vendidos a precios más altos en línea con la inflación (a diferencia de los intereses de depósitos y bonos).

Warren Buffett también hace referencia a otros activos para invertir en periodos de inflación como la inversión inmobiliaria. Los precios de los activos inmobiliarios también van muy en línea con la inflación, aunque la rentabilidad histórica queda a medio camino entra la renta variable y renta fija. Pero es un tipo de inversión algo complicada por la burocracia, la fiscalidad, la poca liquidez,... 

La otra opción que menciona Warren Buffett en su carta es la inversión en granjas, pero no es mi especialidad... Así que mejor te enseño por qué la renta variable es la mejor opción para invertir para batir a la inflación con un ejemplo.

En el siguiente gráfico tienes la evolución de dos inversiones que replican al índice bursátil S&P500. El índice S&P500, también conocido como Standard & Poor's 500, es uno de los índices bursátiles más importantes de EEUU. Se lo considera el índice referencia del mercado de renta variable mundial al reunir las 500 empresas con mayor capitalización bursátil de EEUU. Están las más importantes del mundo como Apple, Facebook, Microsoft...

Las inversiones consisten en invertir 10.000 € en las 500 empresas que forman el índice S&P500 con una duración de 20 años, del año 2000 hasta el 2019. En este periodo se incluyen dos cracks bursátiles. Uno es el originado por el pinchazo de la burbuja tecnológica (2000-2003) y el otro el originado por la crisis financiera (2008-2009). Por lo que las rentabilidades finales son bastantes moderadas en relación a la rentabilidad histórica de la bolsa.

En realidad se tratan de las mismas inversiones (ambas con reinversión de dividendos y sin efecto divisa), excepto que en una he tenido en cuenta la inflación y en la otra no. Es decir, en una hago uso de la rentabilidad nominal y en la otra la rentabilidad real*

*Para calcular la rentabilidad real he utilizado los datos de inflación anuales de la Eurozona (media anual del periodo: 1,72 %).

Rentabilidad real por inflación en inversión en S&P500 2000-2019

En el caso de la inversión que no tiene cuenta la pérdida de poder adquisitivo por culpa de la inflación, la rentabilidad nominal anualizada es del 5,94 % (más de 4 puntos por encima de la inflación). Los 10.000 € se han convertido al cabo de 20 años en 31.707 € (línea azul fuerte). 

​En el caso de la inversión que tiene en cuenta la pérdida de poder adquisitivo del dinero por culpa de la inflación, la rentabilidad real anualizada es del 4,16 %. Los 10.000 € se han convertido al cabo de 20 años en 31.707 €, pero teniendo en cuenta el efecto de la inflación tienen un valor real de 22.580,50 € (línea azul clara). Es decir, a ojos del año 2000 el valor final sería de 22.580,50 €. 

Por último, el peor de los escenarios posibles. He añadido en el gráfico la evolución de 10.000 € sin invertir afectados por los datos anuales de inflación. Se convierten en términos reales al cabo de 20 años en 7.121,68 €. Esto es una pérdida de casi el 30% de su valor por culpa de la inflación.

¿Entiendes ahora por qué no debes dejar el dinero parado? Si no es así, o si tienes cualquier otra duda sobre la inflación, déjame un comentario más abajo.

Cómo invertir de manera sencilla en renta variable para batir a la inflación: La inversión indexada

La inversión en renta variable consiste en la compra de acciones de empresas cotizadas, pero hay muchas maneras de llevarla a cabo. Este tipo de inversión se conoce de toda la vida como la Inversión en Bolsa, y haciéndolo de forma correcta, no solo puedes superar la inflación, sino también obtener resultados muy superiores que te permitirán vivir en el futuro una vida más tranquila sin preocupaciones de dinero.

Una de las formas que tienes de invertir en renta variable y hacerlo bien es con la inversión indexada. Poner en práctica la inversión indexada no requiere de grandes conocimientos sobre inversión (ni tampoco previos). Ni tampoco requiere que le dediques mucho tiempo. Solo debes tener claro los pilares en que se basa la inversión indexada, y en cuanto al tiempo, una vez tengas asentadas las bases, con 5 minutos al mes es más que suficiente para ponerla en práctica.

En mi GUÍA de AYUDA para aprender a Invertir en Bolsa a Largo Plazo con Fondos Indexados te enseño a crearte tu plan de inversión indexado y personalizado, sin la ayuda de nadie y de nada más que la de unos pocos fondos indexados.

Si no sabes qué son los fondos indexados, te dejo algunas de las ventajas que tienen respecto a cualquier otro producto o forma de inversión. Todas se traducen en mayores beneficios para tu bolsillo en el largo plazo.

Las 5 ventajas (insuperables) de los fondos indexados

  1. 1
    Con los fondos indexados te aprovechas del crecimiento económico mundial que se ha dado siempre (y se dará) a largo de la historia.
  2. 2
    Con los fondos indexados diversificas al máximo reduciendo el riesgo que conlleva invertir.
  3. 3
    Con los fondos indexados pagas menos comisiones en relación a otros productos financieros, en especial los de los bancos.
  4. 4
    Con los fondos indexados obtienes mejores resultados que la mayoría de profesionales (aunque no lo creas).
  5. 5
    Con los fondos indexados pagas menos impuestos.

De todas ellas, y de cómo empezar con tu plan de inversión te hablo en mi GUIA. La puedes conseguir suscribiéndote al blog rellenando el formulario que aparece al final de la página o en el formulario emergente que aparece si actualizas la página.

En cuestión de minutos la recibirás GRATIS en tu correo electrónico.

Conoce tu perfil inversor con Indexa Capital


Si quieres conocer tu perfil como inversor haz el test de Indexa Capital. ¡Es gratis! Indexa Capital es un gestor de inversiones automatizado del cual soy cliente (más información aquí). En función de las respuestas que des a varias preguntas, Indexa te asigna una cartera de inversión personalizada formada con fondos indexados con la que puedes batir a la inflación sin despeinarte (la puedes ver sin coste).

Concluyendo sobre la inflación

LLegado hasta aquí ya deberías saber qué es la inflación y sobre todo las implicaciones que tiene para tu bolsillo. La inflación es la culpable de que tu dinero pierda valor a pasos agigantados. Aunque según bancos centrales y demás instituciones económicas, una inflación moderada es buena para todos porque genera confianza y contribuye al crecimiento económico...

La inflación es la subida continuada de los precios de los productos y servicios que compramos en nuestro día a día. 

Entender los motivos por los que existe la inflación puede ser algo complicado. Pero entender por qué la inflación es perjudicial para tu bolsillo no lo es tanto. Lo has visto antes. La inflación va a acabar con buena parte de tus ahorros si no haces nada. Al cabo de 30 años, con una inflación moderada del 2 % anual (objetivo del BCE para la Eurozona), tu dinero perderá el 45 % de su valor. O lo que es lo mismo, serás un 45 % más pobre. 

Por suerte, contra la inflación hay remedio. Y es un remedio mucho más sencillo de lo que imaginas. En mi GUÍA de AYUDA para aprender a Invertir en Bolsa a Largo Plazo con Fondos Indexados te enseño a hacer frente a la subida continúa de precios que nos acompaña durante toda nuestra vida y nos empobrece sin darnos cuenta. Y no solo eso. Te enseño a formar un plan de inversión personalizado para rentabilizar tu dinero muy por encima de la inflación y asegurarte un futuro mejor. 

Por último, quiero compartir contigo una hoja de cálculo de Google Sheets para que puedas comprobar por ti mismo cómo afecta la inflación a los ahorros y a la rentabilidad real de una supuesta inversión. Prueba con diferentes tasas de inflación y rentabilidades nominales y ¡compara resultados!

Para entrar a la hoja de cálculo solo tienes que hacer clic en el siguiente botón. Una vez dentro de la hoja tienes dos opciones para guardártela. Crearte una copia en tu cuenta de Google o descargártela como un archivo de Excel.

Si tienes alguna duda o sugerencia sobre qué es la inflación, cómo se mide, o cómo invertir para hacerle frente, no dudes en dejar un comentario más abajo.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes sociales.

Sobre mí:

Sergio Yuste Teruel

Sergio Yuste gestionpasiva.com

Asesor Financiero, asociado nº 13228 de EFPA (European Financial Planning Association).

Apasionado de los Mercados Financieros y del Marketing Digital.

¿Quieres saber más sobre mí? Haz click aquí.

También me puedes encontrar en Twitter y Linkendin.

¡Suscríbete y sigue el blog!

  • Buenas tardes Sergio, antes de nada espero que estes bien y que esta pandemia la estes viviendo bien dentro de lo posible.

    Quería preguntarte una duda como inversor pasivo: Ahora que vienen épocas de fuertes bajadas, entiendo que sería un buen momento para hacer aportaciones adicionales en los fondos indexados. La duda que tengo es si hacerlo con aportaciones desde los fondos de RF. Tengo algo de liquidez, pero pienso que es un buen momento para rebalancear un buen porcentaje hacia la RV desde los fondos de RF. Evidentemente penalizaría algo la renta fija al vender, pues también ha bajado. Tengo 41 años y un 60% de RV. ¿Que opinas?

    Muchas gracias y felicidades por tu blog!

    • Hola Alfonso,

      Lo más sencillo de todo en estos momentos, es ceñirse al plan por que el empezaste a invertir, rebalanceado cuando los % se te vayan mucho por los fijados inicialmente.

      Para rebalancear tienes dos opciones, traspasar desde la Renta Fija aunque también haya bajado, o haciendo aportaciones desde tu liquidez. Esta liquidez tiene que ser dinero que no te vaya a hacer falta en el corto plazo, pues posiblemente las bolsas sigan bajando.

      Un saludo,

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies
    >