Por qué no deberías ignorar los impuestos al invertir en Bolsa

Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de invertir en Bolsa son los impuestos. Junto con los gastos, son unas de las grandes amenazas para que una inversión no acabe en éxito. Digamos que ambas son amenazas externas, porque también están las internas relacionadas con el comportamiento del inversor, pero tanto los impuestos como los gastos se pueden evitar en gran parte o reducir eligiendo bien los productos de inversión.

¡No olvides seguir el blog!

En un artículo anterior ya te hablé de los impuestos que se pagan al invertir en Bolsa.

Con el artículo de hoy quiero que veas con un par de ejemplos la importancia que tiene el efecto de los impuestos en una inversión a largo plazo.

En los dos se parte de una inversión inicial de 10.000 € cuya duración es de 20 años, con una rentabilidad anualizada del 8 %, es decir, año a año se consigue un 8 %. ¿Mucha? ¿Poca? Es algo menor que la rentabilidad histórica de la bolsa, sin tener en cuenta la inflación y con reinversión de dividendos.

En el primer caso se trata de un inversor activo que especulando con acciones año tras año consigue ese 8 %. Pero todo sea dicho, obtener esta rentabilidad invirtiendo de forma activa es muy difícil; de hecho, la mayoría de gestores profesionales de fondos de inversión no lo consiguen.

Este tipo de inversión, el de comprar y vender lleva aparejado pagar impuestos todos los años por los beneficios obtenidos. En este caso, como los beneficios son menores de 6.000 € la tasa impositiva es un 19 % anual.

El resultado es el siguiente:

Año

Inversión inicial

Inversión final antes de impuestos

Impuestos

Inversión final después de impuestos

1

10.000 €

10.800 €

152 €

10.648 €

2

10.648 €

11.500 €

162 €

11.338 €

...

...

...

...

...

19

30.962 €

33.439 €

471 €

32.968 €

20

32.968 €

35.605 €

501€

35.104 €

Rentabilidad Total: 251 %

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe gratis en tu email los últimos artículos y novedades del blog.

En el segundo caso se trata de un inversor pasivo que consigue ese 8 % de rentabilidad comprando y manteniendo, sin vender nunca. Esta rentabilidad se puede conseguir de forma pasiva con la inversión indexada; como te he dicho antes,  el 8 % está cerca de la rentabilidad que el mercado bursátil ha ofrecido a lo largo del tiempo.

Con este tipo de inversión no se pagan impuestos por los beneficios obtenidos hasta el momento de deshacer la inversión. Se lleva a cabo utilizando fondos indexados, los cuales tienen la ventaja fiscal de los fondos de inversión de traspasar de unos a otros sin tributar.

El resultado es el siguiente:

Año

Inversión inicial

Inversión final antes de impuestos

Impuestos

Inversión final después de impuestos

1

10.000 €

10.800 €

-

10.800 €

2

10,800 €

11.664 €

-

11.664 €

...

...

...

...

...

19

39.960 €

43.157 €

-

43.157 €

20

43.157 €

46.610 €

7.568,10 € 

39.041,90 €

Rentabilidad Total: 290 %

La diferencia entre el resultado final de una y otra es de un 39 % a favor de la inversión pasiva donde no se pagan impuestos mientras dura la inversión (al final del año 20 sí los paga). La primera ha obtenido una rentabilidad del 251 % y la segunda un 290%, que traducido en euros son unos 4.000 € de diferencia.

Los pagos de impuestos anuales hace que la rentabilidad anualizada para el inversor activo pase de un 8 % a un 6,48%, sin embargo, la rentabilidad del inversor pasivo que utiliza fondos indexados se queda en un 7,05 %.

Pero también se pueden dar otras situaciones que benefician al inversor pasivo.

En primer lugar cabe la posibilidad de que al final de los 20 años el inversor pasivo no venda de golpe porque quiere disfrutar de su dinero poco a poco (parte del capital sigue trabajando y solo pagará impuestos por los beneficios generados por el capital que vaya disponiendo).

Y en segundo lugar también se puede dar el caso de que el inversor pasivo traspase a fondos de distribución de dividendos, viva de las rentas y deje su capital en herencia, por lo que aquí no venderá nunca (todo su capital sigue trabajando y no pagará impuestos por los beneficios acumulados).

Si tienes alguna duda o sugerencia sobre la importancia de los impuestos en la inversión en Bolsa no dudes en dejar un comentario más abajo.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes sociales.

"Los impuestos también son costes" -John Bogle

Click to Tweet

Estos artículos también te pueden interesar:

Sobre mí:

Sergio Yuste Teruel

Sergio Yuste gestionpasiva.com

Asesor Financiero, asociado nº 13228 de EFPA (European Financial Planning Association).

Apasionado de los Mercados Financieros y del Marketing Digital.

¿Quieres saber más sobre mí? Haz click aquí.

También me puedes encontrar en Twitter y Linkendin.

¡Suscríbete y sigue el blog!

  • Hola Sergio,
    Antes de nada felicitarte por el blog. Es muy práctico, útil y visual. Sin embargo en este artículo creo que hay un fallo en la forma de comparar las dos estrategias. La primera (inversor activo) muestras un valor de la inversión final donde ya están descontados los impuestos mientras en la segunda (inversor pasivo) esos impuestos no están descontados. Descontando el 19% correspondiente a los primeros 6000€ de beneficio y el 21% a lo restante, quedaría un valor final tras impuestos en la inversión pasiva de 39.041,9€ (ahora muestras 46.610€). Creo que es justo que compares el resultado final de la inversión en las mismas condiciones (en este caso, tras pasar por caja con Hacienda). No hacerlo así en el segundo ejemplo sería comparar peras con manzanas, ¿no crees?
    De nuevo, gracias por el blog y un saludo!

    • Hola Andrés,

      Muchas gracias por tu mensaje.

      El hecho de descontar los impuestos al resultado final de la inversión pasiva, depende mucho de lo que se vaya hacer con el dinero.

      Por ejemplo, yo llegado al final de inversión no tengo pensando vender. Mi idea es traspasar a fondos de distribución de dividendos, en este caso no pagaría impuestos por la cantidad final obtenida, sino por las rentas que vaya obteniendo vía dividendos.

      Un saludo,

      • Hola Sergio,
        Totalmente de acuerdo. La estrategia de un inversor pasivo, en el caso de seguir operando con fondos te permite seguir poniendo al servicio del interés compuesto todo aquello que aún no has pagado al fisco. Y cuando más demores la liquidación de los fondos, mayor será la ventaja de la gestión pasiva en fondos con la activa en acciones (a igualdad de rentabilidad anualizada obtenida). Sin embargo, a la hora de hacer la comparativa creo que se ha de asumir las mismas condiciones porque sino estamos comparando una rentabilidad tras impuestos con una antes de impuestos, mostrando una mayor diferencia que la real. Al final, al igual que con las acciones, más tarde o más temprano hay que pasar por caja con los fondos, eso es inevitable. Por ello, en mi opinión, habría que mostrar la comparativa con la hipótesis de que se quiera disponer de dicha inversión al finalizar el periodo en el que se hace la comparación.

        Y ojo, totalmente de acuerdo que la estrategia de traspasar a fondos de distribución de dividendos es muy inteligente. Pero aún así el capital invertido en esos fondos, que siguen generando un rendimiento, idealmente debe ser disfrutado antes del final de la vida del individuo (o heredado por sus benefactores), teniendo que tributar en algún momento.

        No se si me he explicado. Sigue ganando el ejemplo de gestión pasiva con fondos por bastante. Pero a simple vista se comparan dos escenarios distintos (antes de impuestos vs después de impuestos), que hace comparativa menos justa.

        Espero que sea de utilidad mi comentario. ¡Muchas gracias por la pronta respuesta y por la gran labor de divulgación con este blog!

        Un saludo,

  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies
    >