Asset Allocation (o cómo elegir los activos en los que invertir)

Asset Allocation (o cómo elegir los activos en los que invertir)

El término Asset Allocation es un término que habrás escuchado alguna vez si tienes un mínimo interés sobre inversión y mercados financieros, y aunque suena como algo técnico y complicado, en realidad es una idea bastante simple. En castellano este término se conoce como asignación de activos o también como distribución de activos.

Para que te hagas una idea de qué es y cómo funcióna, es como si te dan dos coches a elegir para hacer un mismo trayecto, un potente deportivo y un utilitario cualquiera. El coche que elijas dependerá de la habilidad que tengas conduciendo, de tus necesidades, de tu carácter, etc. Pues con la distribución de activos de una cartera ocurre algo parecido. Es una decisión que atiende a cuestiones personales.

En el artículo de hoy te voy a explicar qué es el Asset Allocatión y cómo se elige. Es la decisión más importante a la que te vas a enfrentar como inversor y debería ser lo primero a tener en cuenta si has decidido invertir tus ahorros. 

¡No olvides seguir el blog!

¿Qué es el Asset Allocation?

El Asset Allocation consiste en el proceso previo a invertir que te ayuda a determinar cómo repartir el dinero entre los diferentes tipos de inversión. En otras palabras, es la manera de dividir tu cartera entre acciones, bonos, efectivo, inversiones inmobiliarias, etc.

A lo largo del artículo solo voy a hacer referencia a la renta fija y a la renta variable. Aunque en un artículo pasado te nombré las diferentes opciones que tienes para invertir tú dinero, a efectos de la determinación del Asset Allocation de una cartera de inversión de gestión pasiva solo tengo en cuenta las acciones y los bonos. Son dos activos que se complementan bastante bien y no vas a necesitar ninguno más.

Doy por hecho que ya sabes que antes de tomar cualquier decisión de inversión debes tener formado un fondo de emergencia para hacer frente a posibles contratiempos. Si no, te lo vuelvo a repetir. Tener un fondo de emergencia es prioritario.

¿Por qué es importante el Asset Allocation?

Adoptar un Asset Allocatión u otro va influir de manera decisiva en cómo se va a comportar tu cartera a lo largo del tiempo. La rentabilidad final que consigas y las pérdidas que sufras durante el camino dependerán de cómo hagas la distribución de tu cartera entre la renta variable y la renta fija.

Invertir el 100 % de tu cartera en renta variable sería como conducir lo más rápido posible. Te ayudará a conseguir tus objetivos cuanto antes. Pero si no estás preparado corres con el riesgo de tener un accidente. 

Invertir el 100 % de tu cartera en renta fija sería como conducir de la manera más prudente posible. Elimina la posibilidad de sufrir percances pero quizás no llegues a tiempo a tu destino.

Aunque ni tanto ni tan calvo. Lo ideal es tener una combinación de ambas.

¿Cómo se determina el Asset Allocation de una cartera de inversión?

Elegir la distribución de activos de una cartera implica elegir qué activos invertir, y sobre todo, cuánto en cada uno de ellos. Como te he dicho, los activos en los que vas repartir tú dinero en una cartera de gestión pasiva son dos, la renta variable (o acciones) y la renta fija (o bonos). Hasta aquí sencillo.

¿Pero cuánto invertir en cada activo?

Responder a las siguientes preguntas te puede ayudar a tomar la decisión.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe gratis en tu email los últimos artículos y novedades del blog.

1. ¿Me da miedo sufrir las bajadas de los mercados?

Conocer cuál es tu tolerancia a la volatilidad del mercado de renta variable es el aspecto clave para decidir cuánto invertir en renta variable y cuánto en renta fija.

En un mundo perfecto donde los mercados de renta variable no se pegan los batacazos que de vez en cuando se pegan, todos lo tendríamos muy fácil. Invertiríamos en renta variable. La inversión en bolsa es la más rentable de todas. Pero para conseguir la rentabilidad que proporcionan las acciones a largo plazo hay que pasar por los altibajos del mercado. Altibajos que no todo el mundo soporta de la misma manera. Echar mano de la renta fija evitará que tengas pesadillas por las noches.

Para que lo entiendas bien, echa un vistazo a la siguiente tabla. Comprende el periodo 1987-2016 con datos reales de 6 carteras de inversión con diferentes distribuciones. Van desde un 100 % de Renta Variable (empleando un fondo indexado al mercado de renta variable de EEUU, el Vanguard Total Stock Market Index Fund - VTSMX) hasta un 100 % Renta Fija (empleando un fondo indexado al mercado total de bonos de EEUU, el Vanguard Total Bond Market Index Fund - VBMFX). Entre medias, carteras con diferentes distribuciones con un mix de ambos fondos. Inversión inicial de 10.000 $.

Asset Allocation

Rentabilidad anualizada

Máxima pérdida 

Valor Inversión 

100 % Renta Variable

9,94 %

-50,89 %

172.000 $

80 % RV - 20 % RF

9,42 %

-41,22 %

149.000 $

60 % RV - 40 % RF

8,76 %

-30,72 %

124.000 $

40 % RV - 60 % RF

8,01 %

-19,36 %

100.000 $

20 % RV - 80 % RF

7,08 %

-8,49 %

78.000 $

100 % Renta Fija

6,03 %

-5,86 %

58.000 $

En ese periodo, los 10.000 $ invertidos en renta variable se habrían convertido en 172.000 $ (redondeando). Esto significa casi un 10 % de rentabilidad anualizada, aunque en algún momento llegó a perder ¡más de un 50 %!

En cambio, esos 10.000 $ invertidos en renta fija se habrían convertido en unos 58.000 $. Esto es un 6 % de rentabilidad anualizada, pero la pérdida máxima que sufrió la cartera en todo ese tiempo no pasó del 6 %.

2. ¿Tengo alguna experiencia invirtiendo?

Viendo el cuadro anterior puede ser que te hayas decantado por una distribución con un parte importante en renta variable. Estás dispuesto a sufrir bajadas importantes a cambio de tener la posibilidad de obtener más rentabilidad. Bien. Es respetable. Sobre todo si ya tienes experiencia y has vivido alguna importante tendencia bajista en la bolsa desde dentro como por ejemplo la que se dio con la crisis financiera del año 2008. Ya sabes de lo que te hablo,

Si nunca antes has invertido, por mucho que hayas leido o por mucha confianza que tengas en ti mismo, no te hagas el valiente dejándote llevar por las altas rentabilidades. Porque una cosa es la teoría y otra la práctica. 

Cuando empiezas a invertir, lo normal es que estés pendiente del mercado un día sí y otro también. Continuamente entras en tu broker para ver la situación de tu cartera. Y aunque creas que vas a soportar esas bajadas, con los primeros movimientos de importancia te verás sumido en mar de sensaciones. Muchas veces harán que te sientas perdido, corriendo con el riesgo de tomar alguna decisión que lo estropee todo. En especial en esos momentos en que ves tu cartera caer y caer sin que parezca que nunca vaya a tocar fondo.

Las emociones y la inversión en renta variable

Las emociones y la inversión en renta variable

Pero para empezar, hazme caso, sé conservador e invierte más en renta fija. A medida que vayas adquiriendo experiencia como inversor, y las emociones se vayan estabilizando sea cual sea la situación por la que atraviese tu cartera, podrás hacer ajustes en la distribución inicial hasta encontrar el mix adecuado. No tengas prisa. 

Las emociones y la inversión en renta variable

Las emociones y la inversión en renta variable

3. ¿Cuál va a ser la duración de mi inversión?

Decidir invertir en bolsa para periodos de tiempo menores a cinco años no suele ser una buena idea.

Si te fijas bien en el siguiente gráfico donde aparecen las rentabilidades del mercado de renta variable de EEUU de todos los periodos posibles de 1, 2, 3, 5, 10, 20 y 30 años desde el año 1915, entenderás por qué lo digo.

Rentabilidad histórica de la Bolsa con dividendos

A medida que el plazo de inversión se va ampliando se reduce bastante la posibilidad de que finalice con pérdidas. En el conjunto de periodos de 1 año, la peor rentabilidad que se da es un -40,30 %. Y en los de 30 años, "la peor" es un +7,30%.

Esto quiere decir que si tu plazo de inversión es menor de 5 años, la renta variable como que no es muy aconsejable.

Si tu plazo está entre 5 y 10 años, empieza a ser interesante la opción de que inviertas en renta variable.

Y si es superior a 10 años, casi todo el protagonismo debería ser para ella.

4. ¿Cuál es el objetivo de mi inversión?

Para invertir es importante que tengas un objetivo. Puede ser un complemento para la jubilación. la independencia financiera, asegurar un futuro mejor para tus hijos, etc. 

Dependiendo de cuál tengas sabrás la cantidad dinero que te hará falta. Si estás muy alejado de conseguirlo, tendrás que invertir de manera agresiva en renta variable para conseguir la máxima rentabilidad posible. En cambio, si estás cerca de alcanzarlo, puedes optar por ser más prudente invirtiendo en renta fija. No necesitarás tanta rentabilidad.

Aquí toman partido varios aspectos de tus finanzas personales que también son decisivas para decidir cuánto invertir en renta fija y cuánto en renta variable. Como por ejemplo, la capacidad de ahorro, nivel de endeudamiento o la posible pensión de la Seguridad Social.

Consejo

Una posibilidad que tienes para saber cuál podría ser tu Asset Allocation de una manera rápida y sencilla, es acudir a los test de perfil inversor como el de Indexa Capital, robot automatizado de inversiones del cual soy cliente. En función de las respuestas que le des a varias preguntas relacionadas con los aspectos que acabas de ver, te asigna una cartera con la distribución de activos más adecuada utilizando fondos indexados

Concluyendo sobre el Asset Allocation o distribución de activos de tu cartera

¿A qué el concepto de Asset Allocation no era tan complicado de entender? ¿Verdad? Quizás resulte un poco más difícil llevarlo a la práctica, pero tampoco es para tanto.

El Asset Allocation es la manera en la que divides tu dinero entre renta variable y renta fija. Y es importante porque la combinación que elijas influirá tanto en la rentabilidad que consigas como en las pérdidas que sufras durante el trayecto. La parte en renta variable será la que tire del carro y la parte en renta fija será la que, cuando vengan las curvas, lo mantenga dentro del camino.

También tienes que tener presente que no hay distribuciones perfectas.

Primero, porque los resultados que obtendrás dependerán de eventos impredecibles que aún están por venir. Una parte de la elección del Asset Allocation se sustenta en datos históricos de rentabilidad y volatilidad que no tienen por qué repetirse en el futuro.

Y segundo, porque el proceso de determinar qué combinación de activos para utilizar es algo muy personal.​ Además, la combinación no es fija para toda la vida, si no que debe ir cambiando con el paso del tiempo para adecuarla a tus necesidades.

Pero lo más importante es que en todo momento debes ir a la velocidad con la que te sientas cómodo.

En mi caso, la renta variable ocupa el 100 % de mi cartera de inversión. Estoy dipuesto a sufrir la máxima volatilidad a cambio de capturar toda la rentabilidad que ofrece el mercado. Aunque quizás haga cambios pronto. Wiilliam Bernstein recomienda en su libro The Intelligent Asset Allocator que incluso los inversores más agresivos deberían invertir por lo menos un 25 % de la cartera en bonos. No creo que llegue a ese % que recomienda, pero si sería interesante tener cuanto menos un 10 % para hacer los rebalanceos en los momentos de burbujas en el mercado de renta variable y traspasar esos excesos a la renta fija.

Si tienes alguna duda o sugerencia sobre cómo determinar tu Asset Allocation para empezar a invertir déjame un comentario más abajo.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes sociales.

"Deberías tener un Asset Allocation que tenga en cuenta que no sabes lo que va a deparar el futuro" - Ray Dallio

Click to Tweet

Estos artículos también te pueden interesar:

Sobre mí:

Sergio Yuste Teruel

Sergio Yuste gestionpasiva.com

Asesor Financiero, asociado nº 13228 de EFPA (European Financial Planning Association).

Apasionado de los Mercados Financieros y del Marketing Digital.

¿Quieres saber más sobre mí? Haz click aquí.

También me puedes encontrar en Twitter y Linkendin.

¡Suscríbete y sigue el blog!

  • José

    Muchas gracias ,un buen artículo.
    Yo soy funcionario y tengo 57k en bolsa y 5 al día para gastar.
    Al final del 2018 me cumple 30k de un pf q irá todo para bolsa y tengo 42 años.No tengo ninguna deuda.
    Q te parece.
    Saludos

    • Hola José,

      Me parece una posición envidiable.

      Un saludo,

      • José

        Hola otra vez,te pregunto si harías algún cambio o mi de actuar está bien.
        Gracias

        • Hola José,

          Es imposible responderte sin conocer más cómo inviertes, el tiempo que llevas en bolsa, etc. en fin, muchos detalles.

          Un saludo,

          • José

            Hola Sergio yo voy por dividendo y estoy desde el 2015.
            Soy funcionario ,tengo 42 años y me jubilo a los 58.
            Tengo casa pagada y coche,no tengo deudas y ganó 18k neto al año.
            Suelo ahorra 300 q van para bolsa y 60 q meto en Metavalor internacional ya q fuera no me atrevo a Invertir.
            Tengo Abertis, Santander,ree,enagas, Iberdrola,acs, Repsol,Inditex,bme, telefónica y Mapfre.
            Tengo ahora pensado meter en técnicas reunidas ya q da un buen dividendo y está en mínimos de 52 semanas.
            Yo suelo comprar cuando bajo mi precio medio,da más de un 4 % neto y empresas enormes.
            Mi intención sería un extra para mi sueldo para viajar,una escendencia o los estudios de mi hija.
            Estoy cansado de los pf q no dan nada.
            Bueno q te parece y dime si puede si hago algo mal y q cambiarías.
            Gracias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies